a la mesa

20111220-130333.jpg<
No es llenar solo el estomago, es estar cerca de uno mismo, de nuestra propia humanidad. Poner nuestros pies bajo la mesa es un acto de conciliciacion entre la vida y las obligaciones personales. No hay nada que me colme de tal felicidad que estar compartiendo alimentos con la gente, sin importar si es cercana o lejana a mi, poder estar allí en ese instante de la vida, emociona mis sentidos y recarga de una sensación placentera la memoria de mis células y mi espíritu. Conciliarme con el momento presente, hacerlo consciente en un mar de sabores, texturas sin importar lo elaborado o no del menú, es una constante necesidad, una humana necesidad donde se junta espíritu y materia, en estos tiempos en donde se desea la inmortalidad, la juventud eterna y demás parafernalias; comer, este acto tan simple, me sujeta a la vida, uniendome y regocijandome en la satisfacción de mis semejantes.

Anuncios

Una respuesta a “a la mesa

  1. Wow genial es que podamos compartirlo, es uno de los placeres mas terrenales, coversar, re encontrarse al final del dia, es el descanso, la reconciliación, reconocerese en el otro… Excelente publicaçion! 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s