XX

Lleno de transcurso, tañen como campanas,

sus ojos, declinan el espacio, tal vez,

y suenan torcidos las líneas, en la distancia,

quizás hay una zona dibujada,

de acasos,

con tramites desvencijados y bestiarios

/de Borges,

es así como sucumben lo vestidos,

tras el ronco espacio de los cuerpos.

 

Fiel como condena, la palidez del estuario

Crepitante

/acude,

destuerce , distritos de miedo,

con la sal golpeando los espacios,

y un libro asume la memoria,

destiñe los conceptos, urga entre las gotas,

un cuerpo lleno de lo que emerge y transcurre,

esa ola inmóvil de tus caderas,

y la plataforma informe del segundo:

todo, todo lo posterga el tiempo.

 

Anuncios

3 Respuestas a “

  1. hola juan!
    tu escritura es profunda, en mi lenguaje interior atino a desear que tu poema describe a un hombre sentado viendo en su recuerdo un amor ligero en un momento azul a orillas de un mar.
    sigue escribiendo para que podamos seguir leyendo.
    JesÚs.

    • Estimado Jesús.
      Es grato y de infinita importancia que hayas dedicado parte de tu tiempo a leer estas líneas.
      Me gusto sobremanera la metáfora que creaste para darle algún sentido a las líneas que aquí seguiré plasmando.
      Tengo el compromiso, de seguir alimentando este Librodeagua, hecho por las palabras de todos, y resguardado en mi memoria, no para ser conservado con recelo, más bien para asegurarse de que llegue al destino, incierto o no, hacia donde se ha encaminado.
      Juan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s