Nobel de la Paz por la defensa del ambiente

Wangari Maathai sostiene el Premio Nóbel por su lucha en pro del Ambiente.

 

 

La ambientalista kenyana Wangari Maathai ganó el premio Nobel de la Paz por su labor como dirigente del Movimiento Cinturón Verde, que ha buscado darle mayor poder a la mujer, mejorar el medio ambiente y luchar contra la corrupción en Africa desde hace 30 años.

Maathai, viceministra de Medio Ambiente de Kenya, es la primera africana en ganar el premio desde que fue entregado por primera vez en 1901. Ha sido reconocida a nivel internacional por su lucha por la democracia y ha acaparado titulares por su lucha contra el latifundismo y la sobreexplotación de los bosques.

“Consideramos que Maathai es una voz fuerte que habla a nombre de las mejores fuerzas de Africa para promover la paz y las buenas condiciones de vida en ese continente”, dijo el comité Nobel al dar a conocer la presea. Maathai sostuvo que estaba “completamente conmocionada y muy emocionada” al no esperar el premio.

Este premio es el primero que se entrega en reconocimiento a la labor en defensa del ambiente. “Esta es la primera vez que el medio ambiente fija la agenda para el premio Nobel de la paz y le hemos dado una nueva dimensión a la paz. Queremos trabajar por un mejor ambiente de vida en Africa”, dijo el presidente del comité, Ole Danbolt Mjoes.  

Wangari Maathabi, de 64 años, cuenta con amplio reconocimiento internacional por su incansable defensa de la democracia, de los Derechos Humanos y del medio ambiente, lo que le ha llevado a dirigirse en varias ocasiones a la ONU interviniendo a favor de los derechos de las mujeres.

Esta keniana, nacida en Nyeri en 1940, se convierte en la primer mujer que consigue un Nobel en el continente africano. El pasado año, el comité premió por primera vez en su historia a una musulmana. Además Maathabi, que fue la primera mujer que obtuvo un doctorado en África Oriental y Central, lanzó en 1977 el movimiento ‘Cinturón verde’, dirigido a proteger la biodiversidad. Gracias a su iniciativa fueron plantados 30 millones de árboles, además de permitir la creación de miles de empleos y el fortalecimiento de la imagen de la mujer en la sociedad.

“Nosotros plantamos la semilla de la paz para ahora y para el futuro”, ha declarado la ecologista en sus primeras palabras tras recibir este reconocimiento. La defensa del medioambiente y la promoción de la paz están, a su juicio, “estrechamente ligados” ya que cuando “los recursos escasean combatimos para apropiarnos de ellos“.

 

 

Fuente:Ambiental.net 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s