IX

 

entre ceniza y cenizas hay  destellos,

hay manojos con frases, cerraduras hirientes.

Eras del mar su fruto, un silencio

/dulce rozando la miel del pubis,

entre los arduos materiales de la agonía,

hay manojos con frases y un lánguido cerrojo.

Probar, lamer, surcar  sus húmedos rincones,

Hacer temblar,  y frunce el ceño la semilla

/recaen ojos y párpados urdidos,

así retoma en su paso

aquello envuelto en erial de espinas.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s