VII

 

se tiñen espacios ululantes,

húmeda y fecunda emana de la tierra,

rasga el segundo, un café en pleno domingo,

sobre líneas, pasos, y botes, en la rada

translúcida, allí,

/allí cuentan que surge el deseo,

allí el tic tac convence al retorno,

entre caderas y caderas hay labios como palabras,

hay cúpulas terrestres ,

hay sordinas tristes y cuernos y obtusos filamentos y

camellos con tildes y jorobas,

/ y una cimera triste rodeada con guirnaldas.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s